Vehículos siempre óptimos acompañan un emprendimiento exitoso

Poner en marcha un nuevo negocio o emprendimiento en tiempos de crisis e incertidumbre no es fácil. Cada rubro tiene sus secretos y cuestiones a tener en cuenta, pero en esta entrada reflexionaremos sobre aquellos nuevos negocios que necesitan para su óptimo funcionamiento un auto o una flota de vehículos siempre listos para que todo fluya armónicamente.
Y es que algunos pequeños negocios o industrias dependen de vehículos siempre listos como requisito fundamental, como pueden ser taxis, remises, empresas de envíos y recepción de encomiendas, repartos, etcétera.

 

Desde el combustible, hasta el rodado en sí, todos son gastos que deberán enfrentarse en diferentes ocasiones y con cierta regularidad. Existe una diferenciación básica en este sentido entre un costo de reparación, mantenimiento o mejora que conviene tener en cuenta.

 
Estos tres aspectos deben estar contemplados en cualquier presupuesto. En primer lugar, el mantenimiento es el dinero que se destina a cuidar las principales características del capital que se tiene. La reparación es un gasto rara vez previsto y en rigor, lo que se debería evitar; ya que, y a diferencia por ejemplo de una mejora, no se está introduciendo nada nuevo en el auto o que represente un cambio sustancial relacionado con su mayor duración. Este es justamente el tipo de escenarios que se debería evitar, a través del óptimo mantenimiento de una flota.

 

En este sentido cuidar los instrumentos de trabajo es el mejor consejo y hacerlo con talleres especializados y con trayectoria, como GDF Automotores es sin duda una buena estrategia.
Cuidar estos activos es la primera acción inteligente para evitar erogaciones mayores en el futuro.
Desde ya, la depreciación no se evitará, pero si se puede anticipar sus efectos, amortizando el valor invertido de una forma más controlada.

 

24296846_2010751478952079_6557266184923324139_n-640x360

Otro de los desgastes más comunes tienen que ver con la chapa y la pintura del auto en sí. Este punto es de vital importancia sobre todo en aquellas ocasiones en las que el rodado forma parte de la estética y el servicio prestado, como puede ser un taxi o remise.

 

Nuevamente tercerizar estas tareas, con un socio de confianza es un consejo fundamental, como se puede ver en este enlace, http://www.gdfautomotores.com/chapa-pintura.html, la duración del trabajo requiere de conocimientos de productos, historia del auto y experiencia, para su mejor rendimiento.

 

Por supuesto es importante también intentar la renovación de la flota a medida que se va amortizando su uso, lograr un equilibrio entre los gastos de mantenimiento contribuye a este objetivo. Se calcula que este tipo de bienes se amortizan en unos 5 o 7 años, por lo que su tiempo es relativamente corto. La brecha entre un auto oKm y un usado oscila entre el 15% y el 20% según la marca y el modelo.

 
Por eso al adquirir la flota es importante considerar estos precios y fundamentalmente, qué tipo de modelos son las que pierden menos valor en el mercado de reventa, así se podrá cuidar aún más el precio del bien.

 
Desde donde se mire, poder prever gastos, cuidar el vehículo y poner en marcha una estrategia para conservarlo son siempre la mejor estrategia de inversión.

 

 

July 22nd, 2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *