Las empresas “pequeñas”, la presencia en Internet y un detalle analógico

El mundo digital ha penetrado en múltiples ámbitos de nuestras vidas: si observamos los hábitos de un hombre viviendo en la década del 90 en relación a las costumbres actuales, notaremos muchas diferencias. Es sabido que la oferta tecnológica, con Internet, redes sociales y dispositivos móviles a la cabeza, ha logrado alterar la forma en que nos comunicamos, informamos, entretenemos, y también la forma de hacer negocios, atraer clientes y ofrecer productos y servicios.

Respecto al último punto, la lógica incluye a las grandes, medianas y pequeñas empresas, e incluso a los emprendimientos más caseros y artesanales, por llamarle de algún modo a las startups que usualmente se llevan a cabo a diario sin oficinas, plantilla de empleados y otras formalidades. En este sentido, es sabido que toda gran compañía tiene una profunda participación en Internet. ¡Para ser parte del mundo contemporáneo de los negocios, es fundamental contar con una vidriera en la Web! Ahora bien, ¿es necesarios que aquellos emprendimientos “caseros y artesanales” también participen en Internet? ¿O alcanza con folletería y el “boca a boca”? La respuesta es un tajante “sí”: participar en la Web es un paso cardinal. Incluso podemos decir que tener una pata en el mundo 2.0 es más importante para estas pequeñas empresas que para las multinacionales, que gozan de muchísimos recursos más allá de los que ofrece Internet.

show2

Desde una mujer que vende carteras, pasando por un hombre que ofrece servicios de reparaciones en el hogar y un artista que hace shows de magia, o un pequeño pero pujante muchacho que estampa y vende remeras con frases y dibujos originales. Todos ellos, y otros emprendimientos del estilo, deberían contar con una participación en Internet. Sin embargo, algunos aún creen que no es necesario.

En primera instancia, es recomendable contar con un sitio web, acaso un blog, donde se publiquen novedades y también contenido original, a fin de seguir las pautas SEO y lograr un mejor posicionamiento en los motores de búsqueda. Un buen consejo es acudir a los conocimientos de especialistas en SEO, para que el esfuerzo puesto en un blog entregue sus frutos y no sea tiempo tirado a la basura. Además es aconsejable apoyar el sitio web con perfiles en las redes sociales más conocidas y populares.

Por traer uno de los ejemplos que mencionamos más arriba, aquella empresa que ofrece magia para fiestas puede tomar provecho de un perfil en Facebook donde publique sus próximas presentaciones, divulgando tamboén videos en YouTube donde se muestren fragmentos de las presentaciones de magia. Así, potenciales clientes podrán conocer cómo trabaja el mago, sus atractivos y de qué va el show, todo sin moverse de una computadora. Por su parte, aquellos que comercializan productos, por ejemplo carteras, remeras y más, pueden agregar en su blog un carrito para que los visitantes puedan comprar en línea. Twitter es un buen lugar para lanzar promociones e interactuar a diario con clientes y otros potenciales.

Un dato interesante a tener en cuenta es el siguiente: si bien vivimos en el mundo digital, atravesado por smartphones, mensajeros móviles y más, estudios de mercado aseguran que los clientes muestran mayor confianza cuando una empresa (desde las más grandes hasta las más pequeñas) incluyen un número de teléfono fijo como contacto. Según se indica, esta información genera mayor confianza y, a fin de cuentas, es una variable que los empresarios deben aprovechar para atraer a más clientes cada día en un mundo tecnológico que, como vemos, también valora ciertas señas analógicas.

October 28th, 2016

Tags: ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *