La caza recreativa, una actividad que promete más negocios

La industria cinética o turismo de caza es una importante fuente de ingresos no solo en lo relacionado con la actividad en sí, sino también en lo relacionado con algunos negocios complementarios o afines, que entusiasman al mundo emprendedor.

Efectivamente, detrás de cada excursión que es organizada con estos objetivos, existe una potencialidad mayor de negocios, que pueden acompañar propuestas relacionadas y de interés para este tipo de turistas, cuyas características redundan en necesidades particulares..
De acuerdo a la Asociación española Salvemos el Campo, la caza mayor o menor (distinción principal de la actividad que tiene como referencia el tamaño del animal) genera ingresos por unos 600 millones de euros anuales y unos 6.570 empleos fijos. Sudáfrica uno de los grandes mercado del turismo de caza a nivel mundial recibe un promedio de casi 6 mil extranjeros que eligen practicar esta actividad.

Se estima que cada viajero invierte unos 5000 dólares sólo en concepto de la organización y el acceso a los distintos recorridos. Y es que ejercer esta ocupación supone conocer y respetar normas y reglamentaciones específicas de cada país, e incluso a veces diferente, según el estado o la provincia de la que se trate.

En nuestro país, las compañías especializadas como TGB Outfitters, cuentan con el aval del Registro Nacional de Armas (RENAR) y de la Dirección de Fauna de cada provincia y son el primer gran requisito para todos los interesados.
Estas formalidades aseguran que el recorrido y toda la actividad en sí será realizada dentro de los parámetros correctos y establecidos en la legislación, eliminando toda posibilidad de inconvenientes o malos entendidos.

Entre las prestaciones que se suman y acompañan a esta actividad histórica y específica se encuentran desde servicios de alojamientos, pasando por paseos culturales, hasta experiencias y propuestas gastronómicas atractivas para este grupo.

En efecto, existen varias propuestas que toman ventaja de las temporadas de caza para captar a este público, que se caracteriza por tener un poder adquisitivo alto y una gran curiosidad y preferencia por la aventura y las experiencias extremas.
Así, algunos emprendimientos están relacionados con ofrecer a estos hombres y mujeres, deportes y actividades extremas, ya que como sucede en la caza, provocan en la persona la adrenalina que suelen buscar en estas vivencias. Paracaidismo, parkour y motocross son algunos de los deportes que pueden ofrecerse como alternativa para este tipo de viajeros, ya sea antes o después de su recorrido de caza.

Tours y paseos que incluyen la visita a lugares históricos, museos de armas, arqueología y fauna, e incluso cursos sobre armas y cuestiones relacionadas, forman parte de un conjunto de propuestas que algunos emprendedores ya han comenzado a realizar.

Una de las apuestas más seguras por estos días tiene que ver con la gastronomía en general y específicamente con la oferta de productos exóticos, derivados de la caza. En la lista de los nuevos manjares se incluyen jabalíes, ciervo colorado – red stag, tapir, pato salvaje y otras especies, que están incorporándose en la oferta culinaria de reconocidos chefs y restaurantes.

 

 

September 9th, 2019

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *