Happy hour: El 2×1 trasciende las barras y los tragos

Todos sabemos de qué se trata el happy hour, una “hora feliz” en la cual se pueden obtener dos productos al precio de uno. La modalidad se emplea principalmente en bares, discotecas y pubs, donde en determinado horario es posible acceder a un 2×1 en bebidas alcohólicas. En ocasiones la oferta no es tan lineal. Existen establecimientos que ofrecen un único trago a mitad de precio, o por ejemplo comprar un daiquiri frutal y llevar un chop de cerveza gratis.

images (12)

Esta estrategia que procura incrementar las ventas, usualmente en los horarios con menor movimiento de caja, no se restringe al mundo de los bares y a las bebidas con contenido alcohólico. En rigor, el happy hour se ha extendido a otros rubros con la forma del 2×1, siempre restringiéndose a determinados horarios del día. Un terreno en el que esta modalidad gana espacio es en los negocios de indumentaria, principalmente en los grandes centros comerciales. En este caso las ofertas suelen tener la siguiente forma: se paga el precio completo de una prenda, y el 50 por ciento de una segunda.

Su llegada a cafeterías no sorprende, y puede encontrarse en las propuestas de las cadenas más célebres de aquel segmento. Por ejemplo, en Starbucks es posible dar con ofertas 2×1 en ciertos cafés y en este punto es válido notar que la cafetería de origen estadounidense elige esta modalidad para dar mayor salida a las bebidas menos populares de su menú. Allí, el happy hour no suele aplicarse al frapuccino más tradicional o al café tipo latte, sino a preparaciones de temporada que no son tan elegidas por los clientes. La idea es dar mayor visibilidad a un producto que no es elegido usualmente per se, sin una promoción que lo impulse.

¿El happy hour puede llegar a más sectores, algunos impensados para la modalidad que reina en los bares y pubs? Lo cierto es que se trata de una estrategia comercial de veras útil para mitigar las temporadas bajas en ventas y puede ser aplicada en cualquier ámbito. Desde una heladería en invierno, pasando por una tienda de zapatos, llegando a sectores menos usuales como la venta de equipos de laboratorio que en determinadas épocas del año, o en base al stock disponible, pueden tomar provecho de esta modalidad.

La variable clave es evaluar los costos para que el happy hour ofrezca esta mecánica: una ganancia inferior a la venta tradicional que, por contrapartida, traiga los siguientes beneficios: nivelación de ingresos en las temporadas con menor venta, y atracción de nuevos clientes que de acaso no hubieran comprado sin la atractiva promoción.

December 1st, 2016

Tags:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *