El mercado de la comida congelada, un segmento con buenas perspectivas en la Argentina

Hacia multas del año 2015, en el mercado argentino el consumo anual per cápita de comida congelada fue de 1,6 kilogramos, de acuerdo a datos recavados por La Nación . Y mientras los emprendimientos en este rubro crecen a un paso sostenido (hoy es habitual encontrar tiendas que venden productos congelados y también franquicias especializadas en este rubro), la búsqueda de este negocio en el medio local es aproximada a las cifras que se registran en otros mercados del mundo, donde el negocio avanza a paso sostenido y con aceptación entre los consumidores. Alcanzar esta meta será una excelente noticia para un sector que busca captar seguidores, tanto clientes como emprendedores asignados a subirse a la ola.

6074811e84bc226a345234e9494cfab3

El país donde más se consume este tipo de comida en Estados Unidos, con un promedio de 24 kilogramos por año por habitante. Le sigue Nueva Zelanda, con 20 kilogramos per cápita. En el continente americano se destaca también Canadá, con 17 kilogramos de promedio; y en nuestra región Chile es el país que más consume alimentos congelados, con 6 kilogramos por habitante cada año.

Para continuar en línea ascendente, este negocio se enfrenta a una serie de desafíos, tanto aquí como en el mundo. Uno de ellos es el precio, pues existe la creencia de que los congelados son más costosos que los alimentos frescos, algo que no es siempre cierto. Por otra parte, que los consumidores verifiquen el hecho de que la comida congelada mantenga muchos de los nutrientes presentes en la comida fresca. Otro aspecto es la diversidad de la oferta, y este punto se está cumpliendo con creces en el medio local.

Ocurre que si bien lo habitual es encontrar productos avícolas y de mar de esta modalidad, la oferta se ha expandido en forma notable. En el mercado actual es posible obtener empanadas congeladas , también pizzas, frutas, verduras, jugos, panes, sopas, postres y más. En términos generales, este negocio en ascenso procura respuesta a la necesidad de muchas personas que no tienen el tiempo necesario para dedicarle a la cocción de los alimentos. Unos pocos minutos alcanzan para que la comida esté lista para comer. Así, valiéndose de esta realidad de muchos, la comida congelada comienza a encontrar un mercado con interesante proyección y que, en la Argentina, apuesta al crecimiento.

Eso sí, deberá ordenar ciertos mitos en torno a la alimentación y hacer que los pacientes acepten nuevas costumbres, siempre con una máxima: ofrecer productos de calidad y una propuesta atractiva para el estómago y también para los ojos.

August 27th, 2016

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *