Consejos: ¿cómo alquilar la oficina perfecta para tu emprendimiento?

El alquiler de una oficina, sobre todo si es pequeña y no tenemos mucha experiencia en estos menesteres, pueden pasar de ser un motivo de orgullo personal y profesional a una pequeña pero devastadora tragedia para nuestro emprendimiento. Elegir con inteligencia, ésa es la cuestión principal: primero la zona, luego las características de la oficina, y finalmente aquella que cumple los requisitos indispensables para que desarrollemos nuestro trabajo de la mejor forma.

En los tiempos que corren casi todas las inmobiliarias cuentan con buscadores que pueden darte referencias concretas sobre su oferta de departamentos y oficinas en una zona determinada. En la página IBR pueden verse algunos ejemplos interesantes. También es una opción acercarse y hacer pedir una entrevista, sobre todo en aquellos casos en los que el emprendimiento requiera cuestiones edilicias específicas que difícilmente aparecerán aclaradas en un catálogo online.

Resultado de imagen para oficina

Si el emprendimiento recién está dando sus primeros pasos, de nada sirve alquilar un inmueble que supere nuestras necesidades elementales. Ya habrá tiempo de proyectar un espacio más grande en caso de que sea requerido. Vayamos a lo justo, a lo concreto, que después de todo terminará siendo un factor de ahorro considerable.

Algunas inmobiliarias ofrecen alquileres con cierto grado de equipamiento. Hablamos de lo básico, en términos de mobiliario, pero sin dudas algo que puede ayudar mucho a los emprendedores que parten desde cero. Más adelante, por cierto, se le añadirá lo que se requiera para el trabajo en particular, pero como punto de partida se puede consultar con los profesionales para ver si podemos ahorrar algo de dinero en este ítem.

Claro que antes de todo esto habrá que decidir la zona en la que estará situada la oficina. En este sentido, es aconsejable ser realista. En muchas ocasiones es preferible salir un poco de la órbita de Capital Federal para buscar nuevos horizontes. Pilar, por ejemplo, en zona norte, es una excelente alternativa para alquilar un departamento apto para oficina. Los costos son más o menos los mismos pero en relación a un mayor volumen de metros cuadrados. A tenerlo presente.

La oficina perfecta es aquella que mejor se adapta a las necesidades del emprendimiento. Ni más, ni menos. Suena fácil, es cierto, pero dar en el clavo en materia inmobiliaria no lo es, en especial cuando la tarea se aborda desde la ansiedad y la agitación lógicas de quienes desean arrancar con su propio negocio. A todos ellos les recomendamos una buena inyección de paciencia. Las mejores decisiones se toman en frío.

Una vez que hayamos encontrado el lugar perfecto, o bien que se acerque lo más posible al ideal que teníamos en mente en primer lugar, viene la cuestión de los precios. ¿Vale la pena invertir más de lo que originalmente estaba en nuestro presupuesto? Sí, definitivamente. Si el espacio cumple con todos los requisitos, tanto edilicios como geográficos, es preferible hacer un esfuerzo en este sentido.

No todo en la vida es ir por carriles alternativos. A veces lo tradicional también puede ayudar, y mucho. Por eso te aconsejamos que consultes con un agente inmobiliario que conozca su negocio, que tenga trayectoria y experiencia en relación a pequeños emprendimientos. Además de hacernos ahorrar dinero, también podremos evitar las consecuencias de una mala decisión.

September 22nd, 2017

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *