Algunos consejos para emprender y no sucumbir en el fracaso

Algunos novatos, principiantes en el terreno del emprendimiento toman como buen recurso revisar experiencias ajenas para evitar cometer grandes errores al momento de encarar un proyecto. Las oportunidades están servidas para todos, pero no todos del mismo modo sabemos leerlas en el momento justo ni de la forma indicada. Encarar el lanzamiento de un proyecto, es una tarea por demás compleja, en la que se van a enfrentar a muchos obstáculos así como también se presentarán muchas chances para aprovechar.

 

Son varias las equivocaciones que se pueden evitar si se cuenta con un buen plan de negocios a seguir previo al montaje del negocio. Aprender de los errores ajenos y capitalizarlos como experiencia para el propio bien personal, es unos de los consejos que nos compartieron los referentes del Restaurante Lalín, con quienes compartimos una charla, delicioso almuerzo mediante al que fuimos invitados para charlar un poco y conocer este encantador lugar.

 

emprendidos

La idea de este texto es compartir algunos de los puntos, aquellos más básicos, para evitar en mayor medida los riesgos a la hora de empezar con un emprendimiento o idea de negocio.

 

Como primera instancia es imprescindible tomarse un tiempo para trazar un plan completo del proyecto. Es muy importante bajar la idea y plasmarla en concreto con una planificación delineada con objetivos concretos, estrategias y tener claro cuáles son los recursos con los que contamos. Es necesario conocerlos, saber con qué herramientas tenemos, reconocer las limitaciones y ser hábiles de encontrar nuevas y mejores medidas para obtener los resultados esperados, sacando el mejor rédito a nuestro plan. Y sino, saber acercarse a quienes puedan asesorarnos para abrir puertas que desconocemos.

 

No siempre una buena idea se transforma en un negocio rentable y exitoso. Hay veces que el entusiasmo, el empuje, la pasión y la voluntad no son suficientes para levantar un proyecto. Por ello entre otras cosas, está muy bueno aprender de aquellos que han pasado por las mismas experiencias.

 

Para algunos los fracasos no hacen mella y son solo una dolorosa piedra en el camino que empujan hacia un costado para poder seguir para adelante. Sin embargo para otros representa más que un tropezón, es una tremenda caída de la que no se pueden volver a poner en pie.

 

Otro buen consejo para los que se animan a emprendedor es tomar ideas de modelos exitosos y/o de locales tradicionales que siguen vigentes como por ejemplo bien podría ser el del histórico restaurante del que pueden conocer más en el siguiente enlace https://restaurante-lalin.com.ar/restaurant-comida-espanola/, del que sus experiencias resultarán ejemplificadoras y de aprendizaje.

 

El ser audaces, prácticos son características muy beneficiosas para dirigir un proyecto. Saber identificar la competencia e implementar algún tipo de estudio de mercado resultará ventajoso. Estar atentos para detectar los riesgos, y tomar con velocidad las decisiones precisas y de ser necesario saber asesorarse con experimentados y profesionales idóneos que sepan oficiar de guías y funcionar como colaboradores en el proyecto.

 

También se trata de no darse por vencido muy fácilmente. Ser tenaz y dar paso a paso con determinación y perseverancia para lograr mantener una sostenida constancia. Aprender a sortear los obstáculos con fortaleza y enfrentar los errores con altura y solidez. Y aun a pesar de las fallas continuar trabajando en pos de volver a encarrilarse en el sendero correcto.

July 5th, 2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *